jueves, noviembre 13, 2008

Lo mejor es fumarse un Cerealfort.

Lo nuestro duró 5 días. Menos de una semana, pero fue una relación intensa.
No me estoy refiriendo a alguna de mis enchongadas fugaces de esas que suelo tener, sino a mi relación con las barras de cereales.
El sábado me levanté con tremenda resaca y con esa sensación de sequedad en la boca y garganta totalmente colapsada por las 5000 sustancias químicas que contiene un cigarrillo (nota mental: me fume casi 20 en una noche, cosa que nunca hago). Claramente había tenido una noche muy teen, una noche muy rock and roll de esas que no tenía hace mucho y sólo vienen en ocasiones especiales (como cuando era teen, o el verano 08, en el cual...la actitud A+08 era lo único que importaba). Me emborraché y cuando me levanté el sábado seguía borracha. Tuve que tomar una Coca Cola de litro y medio. Pero eso no es lo importante: el sábado decidí que no quería fumar más. Muy buena decisión que estoy tratando de llevar a cabo hace aproximadamente 3 años. Voy y vuelvo, como con un novio con el cual sabés que las cosas no funcionan (y no funcionan hace mucho), pero igual cortás y volvés simplemente porque una cuestión de comodidad, entablaste un tipo de relación uterina y no estás preparado a experimentar como sería la vida sin él (aunque claramente sabés que sería mejor y que tendrías mil y una posibilidades adelante tuyo). Así es mi relación con el cigarrillo. Me refugio en el cuanto estoy triste, cuando estoy alegre, cuando estoy ansiosa, cuando tengo frío, cuando necesito contensión.Me acompaña a rendir los parciales y los finales. Está ahí cuando tuve un mal día en el laburo.

Esta semana intenté cortar todo, olvidarme de él. Me duró 5 días. Me propuse que, cada vez que me agarrasen ganas de fumar, me iba a comer una barra de cereal. Funcionó durante 5 días. Experimenté todos los gustos: las nuevas de Hersheys (recomiendo la de cookies), todas las variables de Cereal Fort,Cereal Nutri,las Quacker, etc. Le estoy agradecida, y la pasamos super bien, me oxigenó. Pero bueno, en el fondo soy humana, y como a todos, a mi también me pasan cosas que no me dejan avanzar y me hacen volver siempre a lo mismo. En mi caso es el cigarrillo. Se que algún día lo voy a dejar, se que algún día el va a seguir formando parte de mi vida, de mis recuerdos, pero no de mi presente ni de mi futuro. Algún día voy a estar preparada para simplemente dejarlo ir, porque ya no soy eso, ya no quiero eso.
Mientras tanto este es mi presente y en base a eso, mi única conclusión es que debería aprender a ser un poco más indulgente a la hora de juzgar la conducta de estancamiento en el otro. PORQUE A MI TAMBIEN ME PASA.

9 comentarios:

como envejece mi campera dijo...

Dejar de fumar es orgánico o no es.
Tenés que desearlo de verdad, sentirlo en el cuerpo y en el espíritu: matar el pucho es orgánico o no es.

¿qué habrá pasado el viernes?


palabra: insilli

carmela dijo...

Coincido con la de arriba.

Yo se que no puedo tener una relación estable con el, es como un chongo que te coge mal, Pero igual mantenés encuentros de vez en a ver si las cosas cambiaron.


yo soy muy esperanzada y optimista, (con las cosas que no debería)

igual ya casi no fumo.


casi dije.

carmela dijo...

de vez en cuando

Lic_jasper dijo...

claro... es un problema dejar de fumar, necesitas una fuerte conviccion, como las que tienen las personas que tuvieron algun problema, ponele pulmonar, y entonces se preocuparon y empezaron a dejarlo.
No quiero decir que esperes eso, pero si que lo tengas en mente como para programarte que lo debes dejar... eso es si queres, despues de todo es tu propia existencia!

en cuanto a los cereales... odio las barritas con toda la furia!!!
lo mejor mas que fumarselos, es quemarlos!

Eric dijo...

Yo todavía no encontré la convicción para dejar de fumar...

natxus dijo...

Menuda tarea la de dejar de fumar.

No conozco la experiencia porque gracias al flaco INRI y a mi viejo que tuvo un infarto y largó el pucho cuando yo tenía 12 años nunca agarré el vicio.

Justamente ayer hablaba con una compañera del grupo de ALCO al que asisto para sacarme la adicción que sí agarré con el morfi de lo difícil que es el trance de pasar por los primeros 15 días, que es cuando el cuerpo pide que le mandes humo.

De sus dichos y de la experiencia que aportaron un par de fumadores redimidos extraigo alguna idea:

Pasarte por tu médico para qeu te recete parches de nicotina y te dé algún ansiolítico qeu sirva para bajar la ansiedad y ese deseo irrefrenable de fumar sería una. Bucear en tu interior para buscar alguna motivación fuerte eu te sostenga sobre todo esos 15 primeros días. E ir a un grupo de autoayuda de esos que suelen usar alguna parroquia como centro de reunión ta lvez no fuera tan mala idea.

Besos. Y exitos para el o los próximos intentos.

Lord Khyron dijo...

es dificil entender lo que pasa un fumador al no haber sido nunca uno. Solo sé que no me gustan las mujeres que fuman y sé que eso se extiende cada vez más entre los hombres que no les gusta que una mujer lo haga. Eso puede funcionar como un aliciente, aunque también es sumar una presión más al hecho de querer dejar de fumar.

palabra: inglerti
fisico italiano del siglo XII famoso por haber descubierto que la sandia con vino te puede matar.

TEFI dijo...

Lo único que puedo decirte es que lo mejor (para fumar menos) es hacer bastante actividad física, te oxigenás mucho y - sinceramente - no te da ganas de fumar...
Yo fumo cada vez menos en la semana, pero los fines de semana me desmadro.
Otra cosa que hice para que el cigarrillo me cause menos daño fue fumar con boquilla, lo recomiendo, es un imán para los muchachos. Igual hay que estar cambiando el fusor cada 10 cigarros, y es todo un tema.
No sé si tendrá alguna relación, pero la palabra PUCHO en griego es la forma de nombrar al miembro masculino en forma vulgar (léase:pija o poronga)

m. dijo...

Palabra: Diski
Apellido de actor polaco de culto.

jueves, noviembre 13, 2008

Lo mejor es fumarse un Cerealfort.

Lo nuestro duró 5 días. Menos de una semana, pero fue una relación intensa.
No me estoy refiriendo a alguna de mis enchongadas fugaces de esas que suelo tener, sino a mi relación con las barras de cereales.
El sábado me levanté con tremenda resaca y con esa sensación de sequedad en la boca y garganta totalmente colapsada por las 5000 sustancias químicas que contiene un cigarrillo (nota mental: me fume casi 20 en una noche, cosa que nunca hago). Claramente había tenido una noche muy teen, una noche muy rock and roll de esas que no tenía hace mucho y sólo vienen en ocasiones especiales (como cuando era teen, o el verano 08, en el cual...la actitud A+08 era lo único que importaba). Me emborraché y cuando me levanté el sábado seguía borracha. Tuve que tomar una Coca Cola de litro y medio. Pero eso no es lo importante: el sábado decidí que no quería fumar más. Muy buena decisión que estoy tratando de llevar a cabo hace aproximadamente 3 años. Voy y vuelvo, como con un novio con el cual sabés que las cosas no funcionan (y no funcionan hace mucho), pero igual cortás y volvés simplemente porque una cuestión de comodidad, entablaste un tipo de relación uterina y no estás preparado a experimentar como sería la vida sin él (aunque claramente sabés que sería mejor y que tendrías mil y una posibilidades adelante tuyo). Así es mi relación con el cigarrillo. Me refugio en el cuanto estoy triste, cuando estoy alegre, cuando estoy ansiosa, cuando tengo frío, cuando necesito contensión.Me acompaña a rendir los parciales y los finales. Está ahí cuando tuve un mal día en el laburo.

Esta semana intenté cortar todo, olvidarme de él. Me duró 5 días. Me propuse que, cada vez que me agarrasen ganas de fumar, me iba a comer una barra de cereal. Funcionó durante 5 días. Experimenté todos los gustos: las nuevas de Hersheys (recomiendo la de cookies), todas las variables de Cereal Fort,Cereal Nutri,las Quacker, etc. Le estoy agradecida, y la pasamos super bien, me oxigenó. Pero bueno, en el fondo soy humana, y como a todos, a mi también me pasan cosas que no me dejan avanzar y me hacen volver siempre a lo mismo. En mi caso es el cigarrillo. Se que algún día lo voy a dejar, se que algún día el va a seguir formando parte de mi vida, de mis recuerdos, pero no de mi presente ni de mi futuro. Algún día voy a estar preparada para simplemente dejarlo ir, porque ya no soy eso, ya no quiero eso.
Mientras tanto este es mi presente y en base a eso, mi única conclusión es que debería aprender a ser un poco más indulgente a la hora de juzgar la conducta de estancamiento en el otro. PORQUE A MI TAMBIEN ME PASA.

9 comentarios:

como envejece mi campera dijo...

Dejar de fumar es orgánico o no es.
Tenés que desearlo de verdad, sentirlo en el cuerpo y en el espíritu: matar el pucho es orgánico o no es.

¿qué habrá pasado el viernes?


palabra: insilli

carmela dijo...

Coincido con la de arriba.

Yo se que no puedo tener una relación estable con el, es como un chongo que te coge mal, Pero igual mantenés encuentros de vez en a ver si las cosas cambiaron.


yo soy muy esperanzada y optimista, (con las cosas que no debería)

igual ya casi no fumo.


casi dije.

carmela dijo...

de vez en cuando

Lic_jasper dijo...

claro... es un problema dejar de fumar, necesitas una fuerte conviccion, como las que tienen las personas que tuvieron algun problema, ponele pulmonar, y entonces se preocuparon y empezaron a dejarlo.
No quiero decir que esperes eso, pero si que lo tengas en mente como para programarte que lo debes dejar... eso es si queres, despues de todo es tu propia existencia!

en cuanto a los cereales... odio las barritas con toda la furia!!!
lo mejor mas que fumarselos, es quemarlos!

Eric dijo...

Yo todavía no encontré la convicción para dejar de fumar...

natxus dijo...

Menuda tarea la de dejar de fumar.

No conozco la experiencia porque gracias al flaco INRI y a mi viejo que tuvo un infarto y largó el pucho cuando yo tenía 12 años nunca agarré el vicio.

Justamente ayer hablaba con una compañera del grupo de ALCO al que asisto para sacarme la adicción que sí agarré con el morfi de lo difícil que es el trance de pasar por los primeros 15 días, que es cuando el cuerpo pide que le mandes humo.

De sus dichos y de la experiencia que aportaron un par de fumadores redimidos extraigo alguna idea:

Pasarte por tu médico para qeu te recete parches de nicotina y te dé algún ansiolítico qeu sirva para bajar la ansiedad y ese deseo irrefrenable de fumar sería una. Bucear en tu interior para buscar alguna motivación fuerte eu te sostenga sobre todo esos 15 primeros días. E ir a un grupo de autoayuda de esos que suelen usar alguna parroquia como centro de reunión ta lvez no fuera tan mala idea.

Besos. Y exitos para el o los próximos intentos.

Lord Khyron dijo...

es dificil entender lo que pasa un fumador al no haber sido nunca uno. Solo sé que no me gustan las mujeres que fuman y sé que eso se extiende cada vez más entre los hombres que no les gusta que una mujer lo haga. Eso puede funcionar como un aliciente, aunque también es sumar una presión más al hecho de querer dejar de fumar.

palabra: inglerti
fisico italiano del siglo XII famoso por haber descubierto que la sandia con vino te puede matar.

TEFI dijo...

Lo único que puedo decirte es que lo mejor (para fumar menos) es hacer bastante actividad física, te oxigenás mucho y - sinceramente - no te da ganas de fumar...
Yo fumo cada vez menos en la semana, pero los fines de semana me desmadro.
Otra cosa que hice para que el cigarrillo me cause menos daño fue fumar con boquilla, lo recomiendo, es un imán para los muchachos. Igual hay que estar cambiando el fusor cada 10 cigarros, y es todo un tema.
No sé si tendrá alguna relación, pero la palabra PUCHO en griego es la forma de nombrar al miembro masculino en forma vulgar (léase:pija o poronga)

m. dijo...

Palabra: Diski
Apellido de actor polaco de culto.