viernes, noviembre 28, 2008

Siempre es un día feliz si no figurás en los avisos fúnebres

Me levanté muy temprano. Un día de mierda. Chivada, porque el aire acondicionado no dio resultado. Noventa-y-nueve por ciento de humedad. Me bañé.Estaba lista, sin embargo tuve que esperar mucho tiempo porque la lluvia no aflojaba y era imposible salir de mi casa. Cada vez que parecía que si, y agarraba las llaves para salir, otra vez el chaparrón. Ya era muy tarde. Estaba saliendo de mi casa a la hora que debía estar en el trabajo. Había charcos imposibles de cruzar. Ya me estaba poniendo de peor humor del que suelo levantarme en el último mes y medio de mi vida, asique respiré y caí la modalidad que siempre es efectiva cuando estoy así: la modalidad ente. Me abstraigo de toda expresión,todo intento de comunicación intencional y el único mundo que existe es el que está adentro adentro de mi cabeza. Caminé, abajo de la lluvia, cinco cuadras hasta la parada del 26. Claro, en general son dos las que tengo que caminar, pero los muy chotos cambiaron el recorrido por un arreglo que están haciendo en Palestina y ahora tengo que caminar 5.
Por suerte el colectivo vino rápido y solamente se me tuvieron que llenar los zapatos de agua una vez. Mientras me subía al colectivo, pensaba: "por favor, que no se me vuelque la ensalada de frutas que está adentro de mi cartera." Le pedí al colectivero uno de "noventa,por favor" , pero se nota que el vio mi cara de angustia cual vaca que va al matadero y me cobró solamente 40 centavos el boleto. El bondi estaba vacío, aún así, tenía todos los asientos ocupados. Eran las 9:25 de la mañana. Enseguida se desocupó uno y yo lo tomé. Mientras estaba sentada, seguí con la modalidad ente encendida, para negar que estaba yendo a mi horrible trabajo, a ser infeliz durante una gran parte del día. Me dediqué entonces a pensar en , además que no quería que se me vuelque la ensalada de frutas, lo bueno que estuvo el recital de Comeback Kid ayer, que el Salón Pueyrredón estaba hecho realmente una caldera, que me hubiese gustado verlo de un poco más adelante, pero la gente estaba muy violenta y muy sudada. También pensé que hace mucho que no iba a un reci tan violento y como me cortó el mambo ver al chabón ese que sacaron con la cabeza rota. Venía cantando Broadcasting, que es la canción con la que abrieron. También pensaba en lo bueno que está el cantante, y en que a pesar de que es un ortiva, en un momento me había ido a comprar un agua mineral y cuando miré lo tenía al lado y me sonrio. También pensaba en que no se si dar en Diciembre el final de Diseño o no , en como ya no soporto más mi bruxismo y en que no se que hacer hoy: si ir a ver a Restos o no.Todo eso estaba pensando, cuando a la altura de Corrientes y Ayacucho se suben dos viejos. Uno tenía cara de judío comerciante de Once, el otro de trampa mal.Uno se me sentó al lado y el otro se quedó parado.Hablaban y hubo de repente algo que me desenchufó de la modalidad ente: el cara de trampa dice: "ayer me jugué 3 gambas a la quiniela, y no gané, pero hay que jugar". En ese momento mi cabeza se dirigió a lo que estuve pensando esta semana: en lo deformes que somos todos. Pero otro día voy a escribir sobre eso. La cosa es que este comentario me sacó de la modalidad ente. De repente, el señor que estaba sentado al lado mio y tenía nariz aguileña, dice: "La niña de pelo raro". Este es el libro que estoy leyendo y que lo tenía cerrado, en mi mano sobre mi cartera, porque me había colgado a pensar lo que estaba pensando. Interrumpe el otro señor (que después supe que se llamaba Samuel) y empieza a decir frases.Muchas frases, que parecían sacadas de señalador. Ahí mi mañana se empezaba a poner rara. Yo estaba media reacia y respondia con monosílabos: me daba cosa no prestarle atención a dos señores mayores que me hablaban,pero realmente necesitaba seguir en la modalidad ente. El señor Samuel me contó que todas esas frases eran de su libro, por el cual había ganado un premio por haber quedado número 13. "Quedó número 13, entre 4000 que participaron", me contó el señor de nariz aguileña y cara de comerciante judío de Once, que luego supe que se llamaba David. El me empezó a contar que su libro preferido era "Cien años de Soledad" y que hacía poco que se había comprado "Rayuela", que le encantaba leer. Mientras me decía todo esto, Samuel lo interrumpió y me dice: "leer es una cualidad de la pureza del alma. Vos tenés un alma muy pura". Yo le respondí que no todos los que leen tienen alma pura, a lo que el me retrucó: es verdad, pero quienes realmente sienten los libros y se permiten volar con ellos si la tienen.Ahí empecé a sentirme un poco más cómoda y empezar a dialogar con ellos. Samuel me empezó a hablar de la alienación y que el había escrito un libro que hablaba de la automatismo, de la soledad, en como terminamos volviéndonos máquinas y demás.Le dije que hay muchos libros que hablan de eso. Me preguntó hacia donde iba.
- "Al trabajo", le respondí.
-"Veo que tu trabajo no te gusta. ¿Trabajás en una oficina?"
-"Y si..."
-"Con razón... Yo trabajé 30 años así, de los 13 a los 43. Y siempre me sentía mal. Hasta que decidí mandar todo a la mierda y expandir mi ser"
-"Yo también" agregó David
Samuel me decía que tenemos que vivir más, bailar, conectarnos, comunicarnos. También me contó que todos los veranos se va a Bahía a bailar. Y que ahora, vive con lo que tiene,está afuera del sistema y es feliz. Decidió vivir una vida más libre.
Hablando de mi infelicidad laboral y lo que pensaba hacer en lo sucesivo, me dijo: "SIMPLEMENTE HACELO", como confirmando mi decisión (igual en ese momento, como siempre, sentí que no necesitaba a alguien que me afirme que mi decisión era la correcta, porque estaba muy segura de la misma)
Me contó un par de cosas más de su vida. Un personaje. Después sacó el Clarín y se puso a leer en voz alta los titulares, y también en voz alta los comentaba: "va a llegar un día en el cual el diario conste en un frasco de sangre que te vendan, sangre y lágrimas" y acompañaba esto con un gesto como de líquido chorreando. Le pasó el diario a David y este lo hojeo. Ya me estaba acercando a destino. Le pedí si por favor me dejaba leer el horóscopo. Me dice "¿ de qué signo sos?". "De Leo", le respondo. "Ay, ¡que lindo signo!Poderoso. A ver que dice el horóscopo de Libra" y lo leyó. En seguida da vuelta la página: obituarios, pero yo no le presté atención a esto. Me dice: "Hoy es el día más feliz de mi vida". Yo lo miré en silencio y pensé para mis adentros: ¿será el cumpleaños de su hija?, pero no le pregunté. Sigue:¿sabés porqué?
-"No", le respondo.
-"Porque hoy no figuro acá" y señala los avisos fúnebres.
Mis pensamientos se descajetaron por completo. Se paran y me saludan: "Chau Micaela, nos vamos a volver a cruzar en algún 26. ". Mi cabeza seguía desencajada.
Se bajaron. Era una parada antes que la mia.Samuel se pusó una kipá y se prendió un cigarrillo. David lo seguía. Afuera seguía lloviendo.

15 comentarios:

Lin dijo...

Una de esas cosas que te pasan cuando tenés ganas de taparte con 25 frasadas y no moverte de tu cama y te dan la energía suficiente para terminar un día que empezó tan mal..

TEFI dijo...

Bellísimo...
"llenos de vida" que le dicen...

barbarella dijo...

odio hablar con gente extraña, lo detesto, me enferma, me molesta, me supera, me invade, no puedo, no me sale, callate, no me mires.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Me diste ternura...




ChaPa ((( 22 )))

PLASTICO INEVITABLE dijo...

El señor este no penso en hacer una denuncia por explotacion infantil??? empezo a trabajar a los 13...








Pd, hay gente que pensarla chivada no le quita lo sexy JAJAJA

Lic_jasper dijo...

que peculiar encuentro... yo hubiera tratado de evitarlo... no se, como que me dio mala espina!

lo unico bueno es que me di cuenta que tengo alma XP

carmela dijo...

Me encantó. Me gustó toda la anécdota y el judio medio John lennon, tiene la posta.

Si te los cruzás de nuevo, preguntale de mi parte, como manejan el temita de la culpa...porque yo no maté a nadie y la siento adentro igual.


besotes

Soneus dijo...

Eso es mucho mejor que un mail! dos personajes

como envejece mi campera dijo...

Dejá el trabajo y tomate licencia para jugar. O si no podés, que no te queme mucho, trabajá levitando.

Lindo el relato, palabra: crousism


muá

AliaS DadA dijo...

vaya entrada! cuántas cosas que te pasaron mi vida! esos días fatales no tienen otra manera que comenzar fatales.
bss niña
buen finde

oenlao dijo...

buen relato PERO espero una AVENTURA DE TERCIOPELO

Eric dijo...

Dos personajes, realmente. Yo suelo ir por la calle en "modalidad ente", también. Pero dos tipos así, también me hubieran cambiado el switch.

natxus dijo...

¿Tomás el 26 o el subte de Moebius???

Qué de personahjes suben al bondi

Y qué verdad el titulo del post....

Nicolás dijo...

El diario: Sangre y lágrimas.
Muy bueno!

Slds

Anónimo dijo...

Tu problema no es el trabajo es tu fobia a lo que signifique esfuerzo. Ponerte tu vida al hombro y hacertela sola sin poder arreglar lo que no te gusta con un berrinche. Como le dicen? ah, si, avivarse

viernes, noviembre 28, 2008

Siempre es un día feliz si no figurás en los avisos fúnebres

Me levanté muy temprano. Un día de mierda. Chivada, porque el aire acondicionado no dio resultado. Noventa-y-nueve por ciento de humedad. Me bañé.Estaba lista, sin embargo tuve que esperar mucho tiempo porque la lluvia no aflojaba y era imposible salir de mi casa. Cada vez que parecía que si, y agarraba las llaves para salir, otra vez el chaparrón. Ya era muy tarde. Estaba saliendo de mi casa a la hora que debía estar en el trabajo. Había charcos imposibles de cruzar. Ya me estaba poniendo de peor humor del que suelo levantarme en el último mes y medio de mi vida, asique respiré y caí la modalidad que siempre es efectiva cuando estoy así: la modalidad ente. Me abstraigo de toda expresión,todo intento de comunicación intencional y el único mundo que existe es el que está adentro adentro de mi cabeza. Caminé, abajo de la lluvia, cinco cuadras hasta la parada del 26. Claro, en general son dos las que tengo que caminar, pero los muy chotos cambiaron el recorrido por un arreglo que están haciendo en Palestina y ahora tengo que caminar 5.
Por suerte el colectivo vino rápido y solamente se me tuvieron que llenar los zapatos de agua una vez. Mientras me subía al colectivo, pensaba: "por favor, que no se me vuelque la ensalada de frutas que está adentro de mi cartera." Le pedí al colectivero uno de "noventa,por favor" , pero se nota que el vio mi cara de angustia cual vaca que va al matadero y me cobró solamente 40 centavos el boleto. El bondi estaba vacío, aún así, tenía todos los asientos ocupados. Eran las 9:25 de la mañana. Enseguida se desocupó uno y yo lo tomé. Mientras estaba sentada, seguí con la modalidad ente encendida, para negar que estaba yendo a mi horrible trabajo, a ser infeliz durante una gran parte del día. Me dediqué entonces a pensar en , además que no quería que se me vuelque la ensalada de frutas, lo bueno que estuvo el recital de Comeback Kid ayer, que el Salón Pueyrredón estaba hecho realmente una caldera, que me hubiese gustado verlo de un poco más adelante, pero la gente estaba muy violenta y muy sudada. También pensé que hace mucho que no iba a un reci tan violento y como me cortó el mambo ver al chabón ese que sacaron con la cabeza rota. Venía cantando Broadcasting, que es la canción con la que abrieron. También pensaba en lo bueno que está el cantante, y en que a pesar de que es un ortiva, en un momento me había ido a comprar un agua mineral y cuando miré lo tenía al lado y me sonrio. También pensaba en que no se si dar en Diciembre el final de Diseño o no , en como ya no soporto más mi bruxismo y en que no se que hacer hoy: si ir a ver a Restos o no.Todo eso estaba pensando, cuando a la altura de Corrientes y Ayacucho se suben dos viejos. Uno tenía cara de judío comerciante de Once, el otro de trampa mal.Uno se me sentó al lado y el otro se quedó parado.Hablaban y hubo de repente algo que me desenchufó de la modalidad ente: el cara de trampa dice: "ayer me jugué 3 gambas a la quiniela, y no gané, pero hay que jugar". En ese momento mi cabeza se dirigió a lo que estuve pensando esta semana: en lo deformes que somos todos. Pero otro día voy a escribir sobre eso. La cosa es que este comentario me sacó de la modalidad ente. De repente, el señor que estaba sentado al lado mio y tenía nariz aguileña, dice: "La niña de pelo raro". Este es el libro que estoy leyendo y que lo tenía cerrado, en mi mano sobre mi cartera, porque me había colgado a pensar lo que estaba pensando. Interrumpe el otro señor (que después supe que se llamaba Samuel) y empieza a decir frases.Muchas frases, que parecían sacadas de señalador. Ahí mi mañana se empezaba a poner rara. Yo estaba media reacia y respondia con monosílabos: me daba cosa no prestarle atención a dos señores mayores que me hablaban,pero realmente necesitaba seguir en la modalidad ente. El señor Samuel me contó que todas esas frases eran de su libro, por el cual había ganado un premio por haber quedado número 13. "Quedó número 13, entre 4000 que participaron", me contó el señor de nariz aguileña y cara de comerciante judío de Once, que luego supe que se llamaba David. El me empezó a contar que su libro preferido era "Cien años de Soledad" y que hacía poco que se había comprado "Rayuela", que le encantaba leer. Mientras me decía todo esto, Samuel lo interrumpió y me dice: "leer es una cualidad de la pureza del alma. Vos tenés un alma muy pura". Yo le respondí que no todos los que leen tienen alma pura, a lo que el me retrucó: es verdad, pero quienes realmente sienten los libros y se permiten volar con ellos si la tienen.Ahí empecé a sentirme un poco más cómoda y empezar a dialogar con ellos. Samuel me empezó a hablar de la alienación y que el había escrito un libro que hablaba de la automatismo, de la soledad, en como terminamos volviéndonos máquinas y demás.Le dije que hay muchos libros que hablan de eso. Me preguntó hacia donde iba.
- "Al trabajo", le respondí.
-"Veo que tu trabajo no te gusta. ¿Trabajás en una oficina?"
-"Y si..."
-"Con razón... Yo trabajé 30 años así, de los 13 a los 43. Y siempre me sentía mal. Hasta que decidí mandar todo a la mierda y expandir mi ser"
-"Yo también" agregó David
Samuel me decía que tenemos que vivir más, bailar, conectarnos, comunicarnos. También me contó que todos los veranos se va a Bahía a bailar. Y que ahora, vive con lo que tiene,está afuera del sistema y es feliz. Decidió vivir una vida más libre.
Hablando de mi infelicidad laboral y lo que pensaba hacer en lo sucesivo, me dijo: "SIMPLEMENTE HACELO", como confirmando mi decisión (igual en ese momento, como siempre, sentí que no necesitaba a alguien que me afirme que mi decisión era la correcta, porque estaba muy segura de la misma)
Me contó un par de cosas más de su vida. Un personaje. Después sacó el Clarín y se puso a leer en voz alta los titulares, y también en voz alta los comentaba: "va a llegar un día en el cual el diario conste en un frasco de sangre que te vendan, sangre y lágrimas" y acompañaba esto con un gesto como de líquido chorreando. Le pasó el diario a David y este lo hojeo. Ya me estaba acercando a destino. Le pedí si por favor me dejaba leer el horóscopo. Me dice "¿ de qué signo sos?". "De Leo", le respondo. "Ay, ¡que lindo signo!Poderoso. A ver que dice el horóscopo de Libra" y lo leyó. En seguida da vuelta la página: obituarios, pero yo no le presté atención a esto. Me dice: "Hoy es el día más feliz de mi vida". Yo lo miré en silencio y pensé para mis adentros: ¿será el cumpleaños de su hija?, pero no le pregunté. Sigue:¿sabés porqué?
-"No", le respondo.
-"Porque hoy no figuro acá" y señala los avisos fúnebres.
Mis pensamientos se descajetaron por completo. Se paran y me saludan: "Chau Micaela, nos vamos a volver a cruzar en algún 26. ". Mi cabeza seguía desencajada.
Se bajaron. Era una parada antes que la mia.Samuel se pusó una kipá y se prendió un cigarrillo. David lo seguía. Afuera seguía lloviendo.

15 comentarios:

Lin dijo...

Una de esas cosas que te pasan cuando tenés ganas de taparte con 25 frasadas y no moverte de tu cama y te dan la energía suficiente para terminar un día que empezó tan mal..

TEFI dijo...

Bellísimo...
"llenos de vida" que le dicen...

barbarella dijo...

odio hablar con gente extraña, lo detesto, me enferma, me molesta, me supera, me invade, no puedo, no me sale, callate, no me mires.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Me diste ternura...




ChaPa ((( 22 )))

PLASTICO INEVITABLE dijo...

El señor este no penso en hacer una denuncia por explotacion infantil??? empezo a trabajar a los 13...








Pd, hay gente que pensarla chivada no le quita lo sexy JAJAJA

Lic_jasper dijo...

que peculiar encuentro... yo hubiera tratado de evitarlo... no se, como que me dio mala espina!

lo unico bueno es que me di cuenta que tengo alma XP

carmela dijo...

Me encantó. Me gustó toda la anécdota y el judio medio John lennon, tiene la posta.

Si te los cruzás de nuevo, preguntale de mi parte, como manejan el temita de la culpa...porque yo no maté a nadie y la siento adentro igual.


besotes

Soneus dijo...

Eso es mucho mejor que un mail! dos personajes

como envejece mi campera dijo...

Dejá el trabajo y tomate licencia para jugar. O si no podés, que no te queme mucho, trabajá levitando.

Lindo el relato, palabra: crousism


muá

AliaS DadA dijo...

vaya entrada! cuántas cosas que te pasaron mi vida! esos días fatales no tienen otra manera que comenzar fatales.
bss niña
buen finde

oenlao dijo...

buen relato PERO espero una AVENTURA DE TERCIOPELO

Eric dijo...

Dos personajes, realmente. Yo suelo ir por la calle en "modalidad ente", también. Pero dos tipos así, también me hubieran cambiado el switch.

natxus dijo...

¿Tomás el 26 o el subte de Moebius???

Qué de personahjes suben al bondi

Y qué verdad el titulo del post....

Nicolás dijo...

El diario: Sangre y lágrimas.
Muy bueno!

Slds

Anónimo dijo...

Tu problema no es el trabajo es tu fobia a lo que signifique esfuerzo. Ponerte tu vida al hombro y hacertela sola sin poder arreglar lo que no te gusta con un berrinche. Como le dicen? ah, si, avivarse